martes, 28 de junio de 2011

EDUCACION EN EL NIÑO CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

La educación en el niño sordo se puede emplear por varios métodos pero para ello tenemos que tener en cuenta que es una discapacidad auditiva, sus causas, consecuencias y cuales deben ser las estrategias y métodos adecuados para la enseñanza.

La intervención de especialistas juega un papel crucial para la determinación de los trastornos auditivos que tienen una gran influencia en los problemas de lenguaje.

Uno de los tantos especialistas que nos puede ayudar para determinar estos trastornos es el audiologo que permite medir la capacidad de escuchar sonidos y agregando una evaluación psicológica y psicopedagógica podemos determinar el grado de dificultad auditiva y que estrategias y métodos podemos emplear para la enseñanza del niño sordo.

La dificultad auditiva que pueda tener un niño (ya sea hipoacusia o sordera) no es impedimento para que el niño pueda aprender pero si es necesario una detención a temprana edad para que pueda ser estimulado adecuadamente y no sufra mas adelante retrasos en el aprendizaje y en su desarrollo social.

La intervención temprana en las deficiencias auditivas es importante y juega un papel fundamental la familia y ¿Por qué?, porque la familia esta en todo momento con el niño y puede darse cuenta de sus dificultades que pueda presentar como por ejemplo el seguir las conversaciones de los demás, dificultades en entender lo que se emite en la televisión y radio, etc; y por ello es necesario ir donde un especialista a temprana edad ya que mientras mas antes sea la detección mayor serán los logros para el niño.

Dentro de las personas que poseen deficiencias auditivas podemos observar 2 grandes grupos los hipoacusicos y los sordos es bien claro conocer esto porque la enseñanza a un hipoacusico y a un sordo no van a ser de la misma manera y ahí es donde entra nuestro papel como docente que tenemos que conocer claramente cuales son las estrategias adecuadas para un hipoacusico y para un sordo; además que antes de iniciar el proceso de enseñanza tenemos que ver la dificultad que posee cada niño y de acuerdo a eso emplear las estrategias porque el niño sordo puede estar asociado o otra dificultad.

Si bien ya evaluamos a nuestro niño para ver que grado de pérdida auditiva posee tenemos que ver las estrategias para emplear, pero muchos docentes se complican en que enseñarle a un niño con discapacidad auditiva lo que puedo recomendar (y en el texto también lo dice):

·        En el caso de un niño sordo: el empleo principalmente de lenguaje de señas puede ser empleando las cartillas que realizamos ya que ellos ya no poseen ningún resto auditivo por lo que su lenguaje será netamente simbólico o de señas, podemos comenzar con el alfabeto y los números para después ejercitarlo con frases y palabras mas complejas

·        En el caso de un niño hipoacusico: es muy distinto la enseñanza y yo lo diría como el rescate de la palabra y esto es porque el niño posee restos auditivos, y si estos restos auditivos los estimulamos adecuadamente y desde temprana edad podemos hacer en el niño que comprenda el lenguaje, esto lo podemos lograr siempre teniendo comunicación con el niño esto tiene que ser constante,  las praxias también ayudan para una mejor articulación de la palabra, discriminación de sonidos onomatopedicos por medio de sonidos de animales, también es importante el que aprendan la lectura de labios una técnica que permite interpretar lo que se les dice esta técnica también puede ser para los niños sordos.

Como mencione antes la familia cumple un papel fundamental además de la detención de las deficiencias auditivas también cumplen un papel fundamental en el desarrollo del aprendizaje del niño porque el mayor tiempo del día el niño para con la familia y si los padres no ayudan a sus hijos poco van a ser las aspiraciones del niño para el aprendizaje y para el habla.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada